El negro es modesto y arrogante al mismo tiempo. El negro es perezoso y fácil, pero misterioso. Pero sobre todo el negro dice esto: "No te molesto, no me molestes". Yohji Yamamoto