My Head: un nuevo concepto en peluquería

Una experiencia increíble

My Head es definitivamente algo nuevo. Más allá de su exquisita estética indi británica, esta peluquería ofrece no sólo un espacio rockero y bastante masculino además de las últimas tendencias en tratamientos capilares y cortes de pelo, es también un lugar cargado de buena onda, con un trato muy cercano y por sobre todo afectuoso, un valor tan en baja dentro de las peluquerías y que apuestas como ésta nos dan una esperanza en la verdadera selva que pueden llegar a configurar los salones de belleza tan rosados y lejanos.

Hace una semana me invitaron a conocer My Head. La verdad desconfié. Pensé el típico salón de señora que se equivocó de correo pensando que yo era bloggera mujer. Error. La invitación era intencionada y bien informada. Y menos mal le di una vuelta y fui, porque con la mano en el corazón y muy honestamente… superó todas mis expectativas.

my_Head_peluqueria_01__

Llegar a My head es como entrar a un loft británico,  o uno ubicado en pleno soho neoyorquino. Espacios amplios sin muros, ladrillo y hormigón a la vista, muebles antiguos, metal, un aire vintage pero moderno que encanta. Luego sonaba Blur con She’s so high de fondo -vamos bien pensé-, y al llegar a la recepción me esperaba Francisca, quién sería mi estilista.

Le pedí algo más bien clásico, pero bien contrastado para arriesgarme un poco y probar algo nuevo. En la foto que les dejo pueden ver el antes y el después. Realmente quedé feliz. Buena conversa, buena música y una disposición que agradecí de corazón, porque como les he contado, en más de alguna ocasión he tenido algún sufrimiento en mis idas a la peluquería. Sin embargo en My Head logré sentirme no sólo cómodo, sino que escuchado y atendido.

Con lavado antes de cortar y luego un exquisito masaje sentí por primera vez que ir a cortarse el pelo posee mucho más significado que el que normalmente le he asignado y asociado a algo tan doméstico y funcional. Es también un espacio para hacerse un cariño y brindarle al cuerpo algo de vuelta. Ciertamente estar ahí en medio del masaje me hacía pensar hace cuanto tiempo no me dedicaba un espacio únicamente para mí, y la respuesta me dejó pensando aún más…

my_Head_peluqueria_03__

Pregunté si iban clientes hombres, ya que My Head es un salón unisex, y me contaban que habían muchos clientes hombres, y que tenían varias opciones para ellos. Están los camuflajes de cana, que ayudan a esconder un poco las canas sin teñirlas, quedan algunas otras no y el color se va con los lavados. Dura 21 días y es super efectivos para no parecer usando peluca, sino que camuflando de forma disimulada las canas. También hay abrillantadores de canas para quienes las tienen algo amarillentas y con ello dejarlas en el blanco original.

Si hasta acá la experiencia suena soñada… pues eso no es todo. Me atreví con la manicure. Confieso que siempre había tenido prejuicios con hacerme las manos. Lo consideraba algo de minas. Además me como las uñas casi patológicamente y pensaba que las tenía muy cortas como para hacerme las manos. Me atreví y gracias al apoyo de Diana, la manicurista, logré disfrutarlo a concho. Desde hoy comenzaré a hacerme las manos más seguido. Rompí el prejuicio. Y si el masaje y el corte fue placentero, hacerse las manos es placer completo. La dedicación, el limado, el tratamiento de la cutícula, el esmaltado es todo un ritual que sin duda nos conecta con nosotros mismos, cuando tantas veces lo olvidamos por el ritmo tan acelerado que llevamos.

my_Head_peluqueria_02__

Antes de irme conversé con Roxana Duarte, una uruguaya encantadora y  dueña de My Head, quién me contó cómo nace todo este concepto y porqué  apostó por este espacio tan cercano para nosotros.

¿Cómo nace My Head?

Estamos en el rubro de la peluquería hace 10 años. Junto a mi hermana, tenemos dos peluquerías con una marca francesa y bajo su franquicia. Por ello queríamos dar el paso con algo propio y que tuviera un sello diferenciador. Por esta razón buscamos un socio estratégico que nos apoyara en el ámbito de la innovación, y llamamos a Guillermo Billancio, consultor de empresas y profesor de Estrategia, Marketing e Innovación en la Universidad Adolfo Ibañez, con quién pensamos y llegamos a este concepto rockero y británico.

Pero no sólo se podía quedar en algo estético. Existe una estructura interna que privilegia ante todo el servicio, porque no sólo ofrecen algo más que un corte de pelo, sino que los estilistas también son parte esencial del equipo y en My Head reciben capacitación constante y están a la vanguardia en las últimas tendencias capilares.

Poseen además algo así como una ficha médica, donde todos los clientes poseen un historial de todos sus cortes de pelo y tratamientos, donde pueden establecer claramente cual ha sido el proceso del cabello de los clientes.

Poseemos equipos estables con años de antigüedad. Algo que no es común en este rubro. Y que permite establecer una relación de confianza entre estilista y cliente, pero también el archivo del historial que poseen los clientes permite respaldar la historia de cada uno de ellos.

Me llama la atención que en general las peluquerías son de una estética más femenina, y en My Head hay algo muy rockero y viril. ¿cuál fue el sentido de esta decisión?

Mira en peluquerías han tomado decisiones drásticas. Hoy hay peluquerías que son sólo para hombres o muy rosadas y femeninas. En My Head quisimos hacer algo más personal, sin un género definido, sino que bajo una mirada más conceptual, donde se abordaran intereses y motivaciones, más que en un género en particular.

Sin embargo los hombres se han sentido muy a gusto, pasaron de tener una peluquería que cumplía un rol funcional a un espacio que disfrutan y sienten propio, en intimidad y cercanía.

Además en My Head hay estándares de procedimientos y protocolos son estrictos, todos nuestros estilistas poseen las mismas técnicas de corte, color y masaje, los precios y las formas de trabajar son las mismas en todos ellos, por tanto si vienes y no está tu estilista, puedes descansar tranquilo que los demás estilistas poseen las mismas técnicas y tiene acceso a tu historial de cortes previos.

Así que la invitación y muy honesta es que conozcan My Head. Ubicados en Luis Pasteur 6666, Piso 2, Local M. Boulevard Lo Curro, en Vitacura. Y sus reservas las pueden realizar al teléfono 22196075. Créanme, no se van a arrepentir.