El forzoso aterrizaje de Isabel Marant en Chile

El costo del fast fashion denunciado por empleados de H&M

La noche de la preventa exclusiva que organizó H&M para la colección de Isabel Marant en nuestro país fue contradictoria. Mientras en el interior de la tienda se codeaban las celebrities y socialités santiaguinas en medio de flashes, sonrisas y tuiteos que hablaban de un evento sensacional, días antes los trabajadores sostuvieron una huelga legal por mejorar las condiciones laborales a las que están expuestos y que alcanzó el fin ese mismo día trece de noviembre.

Fueron 15 días de huelga legal -que para suerte de los vendedores- llegó a término después de intensas jornadas de protestas y declaraciones respecto a las condiciones laborales que deben enfrentar diariamente para contribuir en el crecimiento de un negocio que –según las cifras que salieron a la luz- ha sido altamente rentable para la compañía, llegando a superar incluso las ventas de países europeos. Reclamos por jornadas de trabajo de 06.00 a 12:00, sueldos bajos, comisiones inexistentes, trabajar todo el año con el estrés navideño que viven otras tiendas sólo en navidad entre otros temas, fueron la tónica de las denuncias realizadas por los vendedores.

isabel_marant_hm

Yo no asistí al evento en protesta. Me generaba conflictos celebrar con una marca indolente y sorda ante el reclamo de una parte del negocio que también trabaja por alcanzar los objetivos estratégicos del mismo. Por un lado la colección está increíble, ya que tuve acceso a ella en el showroom de la marca (día en el cual me enteré de la movilización antes de entrar al espacio que exhibe la ropa) y desde ahí se me hizo imposible separar mi postura al respecto.

Creo que uno de los beneficios de la plataforma que tengo es precisamente mi libertad editorial. Libertad que –después de este texto- tal vez me excluya de futuras posibilidades para asistir a lanzamientos o invitaciones de H&M, sin embargo me es irrelevante porque siempre he publicado lo que me gusta (aún cuando no me llegue la información oficial de las marcas) y porque finalmente no tiene sentido callar una triste realidad global en torno a la moda rápida o fast fashion.

Sabemos que para obtener una polera a 2.990 ó un pantalón a 9.990, en algún rincón del mundo un trabajador debe enfrentar condiciones de trabajo miserables, trabajando por un pago mensual de us$30 dólares (algo así como 15 lucas chilenas) y es tan sabido como en este caso, las condiciones de trabajo que deben enfrentar los vendedores de H&M, y que todos aquellos que alguna vez trabajamos en retail, entendiendo la situación a la perfección.

Ahora debemos ser honestos, sigo y seguiré siendo parte de la cadena retail, porque por un lado no me alcanza para comprar diseño de autor siempre (igual hago el esfuerzo cuando puedo, pero no siempre se puede) sin embargo a pesar de que vamos a seguir consumiendo ropa barata de multitiendas, al menos no podemos seguir haciéndonos los lesos, ya no podemos argumentar que no supimos o que nadie nos contó la verdad tras este negocio.

Hoy no les contaré detalles de moda, ni menos les mostraré las imágenes de un glamoroso evento o un análisis con detalles de la ropa. Para eso existen otros medios que fueron al evento y podrán contarles maravillas. Yo hoy denuncio. Es mi espacio y estoy en el derecho de hacerlo. Tampoco juzgo ni apunto con el dedo a quiénes deciden obviar este tema porque muchos viven de este negocio y hacerlo podría costarles un auspicio o invitaciones a próximos eventos, sin embargo hoy puedo hacerlo y agradezco poseer la libertar para ello.

Igual les dejo un collage que mezcla imágenes de la realidad que cruzó la llegada de esta destacada diseñadora francesa y las protestas de los empleados, ropa que podrán encontrar en la tienda H&M del Costanera y que como dato está algo cara -en relación a los precios normales y baratos de la marca- porque todo está desde los $30.000 a los $120.000 aprox.

isabel_marant_hm_

isabel_marant_sociales_

N. de la R.: La marca H&M solicitó modificar algunas imprecisiones de este texto e incluir el comunicado que emitieron al finalizar la movilización de los trabajadores. Respetando su aclaración les dejo el comunicado oficial enviado por ellos:

“En nuestro país H&M estuvo abierto a las etapas de diálogo con sus trabajadores, cumpliendo con los plazos establecidos legalmente. H&M tiene experiencias positivas en diálogos abiertos y constructivos con sus sindicatos y apoya la mantención de estas relaciones en todo el mundo. H&M se ha perfilado como un atractivo lugar para trabajar en estos 7 meses desde el comienzo de funcionamiento de su primera tienda, con llamativos planes de carrera, promoviendo la promoción interna y entrenamiento continuo. El objetivo fundamental de H&M es ser un buen empleador para todos sus colaboradores. Es por eso que estamos muy satisfechos con el acuerdo alcanzado con nuestros colaboradores y con la directiva del sindicato, en un diálogo abierto, franco y transparente y voluntario. Guiados por estos valores es que desde el 2007 existe un departamento global en H&M que trabaja las relaciones laborales. Su objetivo es asegurar el bienestar de sus colaboradores y guiar este tipo de procesos según la legislación local de los 53 mercados en que están presentes”.

Anuncios