Primavera verano 2013/14: so versace!

Los coletazos de la crisis europea… So Versace!

Cargada al color, con mucho estampado floral, tropical y artdecó las colecciones del verano Europeo nos dejaron un remix de lo propuesto por versace en los 90. Ahora la pregunta que cabe plantearse es ¿por qué? Creo que sin duda la profunda crisis social y económica que atraviesa europa necesita de un placebo social, el que en este caso encarna y personifica la moda estampada.

Este artículo es del año pasado (2013) sin embargo he visto tanto de esto en las tiendas, que creo, fui un adelantado y con un año de retraso, la oferta actual del retail local sigue replicando más de lo mismo. Así que a los señores WGSN y sus reportes de tendencia les digo… fuck you!

Corrían los noventa y Gianni Versace se erguía como uno de los creativos más importantes a nivel mundial. Con un pasado ochentero asociado al lujo y  la fastuosidad, Versace supo elevar a un lugar de culto el concepto kitsch, donde la excentricidad de sus colores y formas generaban excesos visuales que eran traducidos a la forma textil. Sus clásicas grecas griegas mezcladas junto a formas orgánicas de inspiración natural y harto animal print, en paletas de colores muy saturados cercanos al pop art, eran sin duda sus características identitarias más visibles.

El legado de Gianni Versace en los 90
El legado de Gianni Versace en los 90

Ahora ¿cómo se vincula todo esto al verano que está por llegar? Por un lado porque las tendencias son cíclicas. Recordemos el escenario mundial a fines de los ochenta y principios de los noventa: un mundo dividido en la guerra fría, la caída del muro de Berlín, la guerra del Golfo, Bosnia, Kosovo, y finalmente las crisis económicas en E.E.U.U junto a algunos países de Europa y América Latina. Fue en ese escenario que la explosión kitsch de Versace se impuso.

Por tanto cabe preguntarse ¿Por qué? Sin duda es un campo abierto a la especulación, sin embargo soy un convencido que la moda surge efecto a modo de placebo. Algo así como un Ravotril social. El que en este caso aplicó como una esperanza para un futuro mejor. El contexto era bastante triste, el mundo divido en guerras, crisis económicas y conflictos sociales por tanto necesitamos algo a que aferrarnos, y este estallido de colores, texturas y estampados se convierte en alegría visual, en un guiño de esperanza y por sobre todo una inyección de optimismo en medio de un escenario tan gris y poco alentador.

algo de lo que mostró la pasarela internacional para este verano
algo de lo que mostró la pasarela internacional para este verano

Ahora volvamos al 2013. El escenario es similar. Existe un despertar de consciencia a nivel mundial. Cada día son más las personas que salen a la calle para reclamar contra un sistema que ha demostrado empíricamente ser injusto en lo social. Donde la promesa de educarnos, ir a la universidad, encontrar un trabajo y alcanzar el éxito no se ha cumplido, y donde finalmente la esperanza de un mañana mejor se aleja tristemente, producto de una realidad cruda que se impone diariamente. Sin duda en este contexto volvemos al Ravotril que nos ofrece la moda. Por ello bienvenida primavera verano 2013, cargada de color, de estampados florales, animales, grecas y colores saturados, todo ello en una invitación a creer, a estar más optimistas y sin duda más alegres.

Zarita, Topman y amigos...
Zarita, Topman y amigos…

 

Anuncios