El estilo del no estilo: Steve Jobs y su look

Una fórmula para los 7 días de la semana

Cuando la moda no es tema y el vestir diario se resume a tener la misma ropa en el clóset para no pensar diariamente que ponerte, difícilmente imaginamos que se configure un estilo atractivo. No obstante hoy les confieso que Steve Jobs inspira mis looks de viernes, sábados y domingo, protagonizado principalmente por mis zapatillas y bluejeans. Un verdadero clásico a estas alturas, cuando el ícono de Apple ya no vive y que hoy los invito a conocer.

Me gusta el outfit de Steve. Sencillo, simple, sin complicaciones y muy cómodo. Puedo especular, sin conocer el dato en realidad, pero creo que él era alguien que no veía la moda como algo prioritario en la vida. Es la decisión de vestir igual todos los días la que me lo confirma. Sin embargo desde esta postura anti-moda fue capaz de configurar un estilo que visto ahora, me hace mucho sentido en valores compartidos por muchos hombres: comodidad, simpleza y sobriedad.

todo el estilo steve jobs!
todo el estilo steve jobs!

Sin embargo Jobs no era lejano al mundo de las tendencias y la moda, pues es el genio tras un verdadero estilo de vida asociado al diseño y lo cool. Estilo de vida que se traduce en el consumo mundial de los productos que están bajo la autoría de su compañía APPLE,  la que hábilmente fue capaz de satisfacer el apetito vanguardista y moderno de sus clientes, dejando en evidencia un gusto exquisito por el buen diseño.

Al analizar su estilo en los últimos años, podemos observa que no hay grandes cambios. Jeans, polera cuello beatle o tortuga más sus inseparables New Balance 991 y 992, las que sólo se sacó en el lanzamiento de la aplicación Nike Run y sustituyó por un par de zapatillas Nike, pero para regresar como siempre a sus New Balance.

cómodas y sobrias. New Balance 991 & 992
cómodas y sobrias. New Balance 991 & 992
los clásicos Levis 501
los clásicos Levis 501

Jobs demostró en su look que no es necesario vestir traje y corbata para liderar una compañía exitosa como es Apple, asimismo que tampoco un título universitario es requisito para lograrlo, y finalmente que no todos los nerds piensan como ingenieros. En mi opinión nos demuestra que finalmente todo el discurso de la moda se traduce a una componente semiótico importante, entendiendo la indumentaria como un signo de comunicación cargado de importantes significados sociales, psicológicos y culturales, que en su caso no eran intencionados, pero que igualmente comunicaron al mundo una filosofía de vida basada en lo simple.

Al analizar el vestuario de Jobs podemos identificar aspectos de su personalidad simple y sin mayores complicaciones, proyectándolo también a los productos que edita su marca, todos sobrios y sofisticados. Finalmente él mismo como persona, un tipo sencillo que fue capaz de fundar una compañía gigante, ser despedido de la misma y regresar a liderarla sin problemas. Verdaderas bases de un estilo original y único, una búsqueda que todos tenemos a diario y que intentamos satisfacer con diferentes prendas, pero que él, en un acto de genialidad supo resolver con un par de zapatillas, un jeans y un beatle negro.

La evolución invariable del estilo Jobs
La evolución invariable del estilo Jobs